El cable de vida en las vías ferratas

Elemento de seguridad

SeguridadMaterialEquipar
Escrito hace 5 años   pablo.calculamos
Linea de vida torcida / Blog · El cable de vida en las vías ferratas
Proceso de Torsión / Blog · El cable de vida en las vías ferratas Detalle encintado / Blog · El cable de vida en las vías ferratas Cable de vida oxidado / Blog · El cable de vida en las vías ferratas Tensores acanalados / Blog · El cable de vida en las vías ferratas Tres tipos de defectos / Blog · El cable de vida en las vías ferratas Bucle con el enfundado marrón / Blog · El cable de vida en las vías ferratas Enfundado marrón / Blog · El cable de vida en las vías ferratas Detalle equipamiento / Blog · El cable de vida en las vías ferratas

Como usuarios de ferratas podemos aportar mucho más que un grano de arena en aumentar la seguridad de las vías ferratas, de las que hacemos y de las que no.

¿Cómo?

Pues empecemos por el cable, que es lo más sencillo. Habrá que ir fijándonos en pequeños (o grandes) detalles que nos van a servir de síntomas de que quizás (sólo quizás) la 'mala suerte' se acerca.

Cables especialmente finos - 6mm por ejemplo - que vayan a romperse el día que se produzca la caída de un ferratero porque, al menos teóricamente, no soportarán la fuerza de frenado.

Cables demasiado finos, o tensores demasiado grandes, pueden llegar a producir desgastes como los de la foto. Es importante que todo el equipamiento de la línea de vida sea coherente: Cable, perrillos, guardacabos, tensores, etc.

Tensores acanalados

Enfundados de cables completamente opacos o ya marrones. En ellos se ha ido acumulando la humedad y los microorganismos que contiene el agua van pudriéndose y afectando al plástico.
Las condiciones que favorecen estos procesos son muy parecidas a las que aceleran la corrosión que se va a estar produciendo en el interior.

El plástico del enfundado se encuentra en un entorno muy propicio para una rápida degradación (cómo estaría el contrachapado de una Billy de Ikea colgada cinco añitos en una pared...) y esta se manifiesta por ejemplo haciéndose cada vez menos traslúcido, agrietándose, etc.
Esto supone doble peligro: por un lado el permitir que se almacene más humedad en determinados puntos del cable reduce la resistencia del aseguramiento, y por otro debemos recordar que los sujetacables se aprietan al enfundado, y si este deja de ser elástico, o continuo, lo que obtendremos será un cable que quedará suelto en cuanto tenga que soportar la carga.

Bucle con el enfundado marrón

Defectos

El cable es elástico, esto significa que se estira cuando se le aplica una carga y cuando esta cesa, el cable recupera su longitud original. Cuando la carga es excesiva deja de ser elástico, y pasa a ser plástico, o sea, que al cesar la carga el cable no recupera del todo.
En este caso se encuentra permanentemente cerca de la rotura y su deformación bajo cualquier peso será imprevisible.
Si el cable ha sufrido un pico de tensión (por una caída, pero quizás por un impacto de nieve o rocas) y al interrumpirse el tirón el cable no ha recuperado puede generarse un efecto parecido al ejemplo 1 de la imagen. Deberemos advertirlo.

Tres tipos de defectos

Defectos en los cables que indiquen o un uso prolongado (a lo mejor hasta son cables de reúso) o un uso inadecuado.
Esto llevaría a fallos bien por carga excesiva (en el punto de rotura se apreciará un corto tramo donde el cable se ve más fino, por el estiramiento antes de romper) o por cuestiones de fatiga (la rotura es un plano, sin alargamientos). Un cable que haya sufrido estas tensiones mostrará pequeñas grietas 'cuadradas' como en el ejemplo 2 de la imagen.

Puede darse también si doblamos un cable de 18mm con el radio de doblado que le correspondería a un cable de 10mm, por ejemplo alrededor de un tensor.
No siempre poner 'lo más gordo' sirve para aumentar la seguridad. El aplastamiento producirá un defecto como el ejemplo 3 de la imagen.

Más

Quiebros inexplicables en el cable, producidos por un mal desenrollado y que provocan roturas por fatiga. En casos especialmente graves (y también los más fáciles de ver) el cable estará inservible ya desde su montaje.
Esto es porque se generan unos esfuerzos de aplastamiento entre los alambres en el interior del cable.

Proceso de Torsión

Cables oxidados. Cada uno de los alambres que forman un cable tiene un diámetro muy reducido, en algunos casos estamos hablando de medio milímetro.
Así que por poco profunda que sea la corrosión superficial del acero la afección a la seguridad será importante.
En ese alambre de 0,5mm, una corrosión de 70μ reducirá su resistencia a la mitad. En un acero no galvanizado podríamos estar hablando de unos 6-7 años.
Por eso es tan importante no usar cables de acero negro y utilizar al menos el galvanizado.

Cables con mucha cinta nos indicarán que han precisado ya de diversas reparaciones, así que algo debe ir mal. Lo que motivó el parcheado será probablemente una de las causas que ya hemos descrito.
Además del 'fallo original', en cada uno de esos puntos donde se ha aplicado la cinta aislante se está acelerando la corrosión del acero (ver lo anterior).

Y esto sólo para el cable. Otro día repasamos los tensores, perrillos, etc.

ANÚNCIATE AQUÍ

Comentarios

ANÚNCIATE AQUÍ

Deja un comentario