Vía ferrata | Joc de l'Oca | Ascenso

Comentario escrito por   Marcel » hace 3 años

Miércoles 5 Octubre,
De nuevo por aquí y otra vez a las tantas.
Creo que he descubierto el secreto para disfrutar al máximo de ésta ruta.
No es otro que escoger la compañía y el momento adecuado.
Son casi las 5 de la tarde cuando vamos para arriba. La gente que ha venido hasta aquí seguramente para escalar, ya van de vuelta al parking de Can Jorba. Alguno nos mira como diciendo que ya vamos tarde...
Después de tantas visitas a ésta via, sigo maravillado por el itinerario.
La aproximación es casi inmediata y el inicio, ése sí que lo és de todas todas.
Poco a poco con Magda, vamos superando resalte tras resalte, cuerda tras cuerda. A poco de empezar, se da cuenta de que hoy no trae su estimado estribo con el que se negocia los tramos que más le tiran de brazos. Lejos de desanimarse, se esforzará bastante más que de costumbre...
De vez en cuando caen piedras. Señal de que tenemos a nuestras amigas las cabras por encima nuestro. Hacer la ferrata a estas horas, es lo que tiene. Agradecemos la seguridad que nos da el casco. Una de las piedras, cae a 3 palmos de distancia rebotando con furia.
Hoy haremos el tramo del flanqueo de la cadena, por la cuerda vertical. Magda se sorprende de la rápidez con la que supera el tramo y la confianza que ha sentido. Muy distinta a la sensación de vacio que hay haciendo la cadena, me dice.
No pasará mucho rato hasta que llegamos al tramo estrella de la ferrata. Eso sí, después de esquivar como hemos podido, las idas y venidas de avispas a por su gotita de agua en dos tramos donde precisamente debo parar para asegurar el ascenso con la cuerda.
Dicen que un elefante, con un poco de paciencia y saliva...
Pues eso!
Con paciencia y algún aullido salvaje, Magda consigue llegar arriba sin trampas!
Su cara refleja felicidad y cansancio en partes iguales.
Ya sólo nos quedan un par de cuerdas y salimos andando para arriba.
Como conocemos el regreso, no nos sentimos apurados por el horario. Nos entretenemos cogiendo moras y en eso, que de repente mis ojos se clavan en las dos enormes cabezas de cabra que me miran asombradas a no más de cinco metros de nosotros en medio del camino.
Qué hacen estos aquí un miércoles a estas horas? Parece que se digan... Y de un salto se alejan aunque no lo sufiiente como para que les pierda de vista.
En éste mismo lugar hace tiempo nos encontramos con un jabalí. De suerte que él tuvo claro por donde desaparecer...
Encima nuestro soplan extraños sonidos, como voces apagadas.
Miramos y son dos con su parapente, cogiendo térmicas. Uno va bastante alto, mientras que el otro parece que prefiere rozar las puntas de las agujas montserratinas. El control que tienen sobre la situación me parece de ciencia ficción. Finalmente desaparecerán como han venido, es decir, en silencio...
Hay 3 cuerdas con la funda rasgada pero de momento su alma aguanta sin problemas.
El resto del material en perfectas condiciones tanto para subir como para bajar.

Saludos

ANÚNCIATE AQUÍ

ANÚNCIATE AQUÍ

Comentarios

Suscríbete
Joc de l'Oca | Ascenso

Todo los comentarios de todas las rutas

Suscríbete
Todas las rutas