Vía ferrata | Teresina

Comentario escrito por   Jorge » hace 5 años

Buenos días, Roger.
Terminas tu comentario afirmando que el riesgo que supone hacer una ferrata desequipada no tiene nada que ver con la escalada clásica. En mi opinión, y con todo el respeto, el riesgo no solo depende del terreno de juego, sino también de los jugadores. Lo que quiero decir es que la gente que va a hacer una ferrata no es la misma, en general, que la gente que va a hacer una escalada clásica. Un buen escalador es alguien para quien la escalada es una filosofía de vida: se entrena a diario en rocódromo o pared cercanos a su casa, sigue una dieta estricta, escala en montaña los fines de semana, se va de vacaciones a los Dolomitas y tiene los dedos de las manos duros como garfios (retrato robot de un amigo de la mili que hace 8b). Yo subo ferratas (y tresmiles, pero eso no viene al caso) y puedo hacer quince dominadas en la barra del gimnasio, descansar un minuto y hacerme otras quince, pero el único entrenamiento de dedos que llevo a cabo es cuando pongo mi índice en el lector biométrico de la entrada del gimnasio. Un escalador que va de primero de cordada tiene la caída como algo asumido; para un ferratista una caída no entra en el guión. En general, un ferratista se fía ciegamente del cable de vida, de las grapas, de las cadenas y de lo que sea que los equipadores han tenido a bien instalar en la pared. Un escalador solo se fía del tipo que le está asegurando (aunque siempre esté rezando para que no se distraiga con el wasap...). No es que las ferratas sean un juego de niños comparadas con la escalada, como dices, es que son actividades distintas realizadas generalmente por personas distintas, que tienen en común las paredes de roca y la verticalidad, como el ajedrez y las damas tienen en común el tablero.

ANÚNCIATE AQUÍ

ANÚNCIATE AQUÍ

Comentarios

Suscríbete
Teresina

Todo los comentarios de todas las rutas

Suscríbete
Todas las rutas